Dos Historias de la Gracia de Dios

Historia 1:

Marcos estaba sintonizando Azteca TV. Es uno de sus canales favoritos porque él es gerente de dicha cadena en México, y conforme le permite el tiempo, le gusta monitorear su contenido.

Hace poco comenzó a transmitirse un programa religioso, y como de costumbre, Marcos escuchaba mientras atendía otros asuntos en su escritorio. Pero algo le llamó la atención. El orador estaba hablando acerca del sábado como día de reposo. Marcos se detuvo por un momento para escuchar el programa completo. Se trataba del programa Escrito Está con el pastor Robert Costa.

Siendo judío, Marcos quedó intrigado. Él jamás había escuchado a un predicador cristiano hablar acerca del sábado como día de reposo. Inmediatamente llamó a la estación local que lo había transmitido para notificarles que el programa saldría a nivel nacional por Azteca TV.

El gerente de la estación local le explicó, “Pero señor, eso es imposible. Estas personas con dificultad pueden pagar por su transmisión local. Jamás podrán pagar para salir a nivel nacional.”

Marcos respondió, “Entonces los sindicaremos.”

Y así cumplió su palabra. Por eso, desde el mes de octubre de 2017, Escrito Está fue lanzado a nivel nacional a través de Azteca TV para todo México, ¡sin costo adicional!

El pastor Robert Costa dice al respecto: “Tenemos que presentar la verdad completa de la palabra de Dios, porque no estamos solos en esto. El Espíritu Santo está trabajando también para convencer a las personas.”

Pero hay más. La estación satelital, Enlace TV, que transmite a todo el mundo desde su cede en Costa Rica, recientemente aumentó la transmisión de Escrito Está a dos veces por semana debido a la gran cantidad de personas que sintonizan el programa. Alabamos a Dios por lo que Él está haciendo a través de Escrito Está.

 

 

Historia 2:

Gustavo estaba desilusionado. Había padecido de diabetes por muchos años, y como resultado, perdió la vista y estaba recibiendo diálisis. Habían pocos momentos de alegría en su diario vivir. Uno de esos era cuando escuchaba el programa radial Escrito Está. Lo descubrió un día por accidente, y desde entonces le pedía a su asistente que lo buscara en internet para poder escuchar los programas.

Poco a poco un rayo de luz comenzó a iluminar su corazón, y Gustavo comenzó a orar por sanidad. Cada día que escuchaba los programas, le pedía a Dios que lo sanara. Pasaron tres años y poco a poco se fue recuperando hasta dejar de necesitar diálisis. Pero aún no podía ver.

Un día él oró, “Señor, si tú pudiste sanar mis riñones para que yo pudiera continuar conociendo más de ti, por favor restaura mi vista para que yo pueda ver el programa Escrito Está.”

Poco a poco su visión se fue restaurando. Gustavo quedó emocionado y agradecido con Dios. Decidió ir en búsqueda de la iglesia de Escrito Está y después de un tiempo logró encontrar un templo en la ciudad de Poughkeepsie, Nueva York, donde fue recibido con los brazos abiertos y donde pudo estudiar la Biblia.

Poco después se enteró de que el pastor Robert Costa estaría visitando esa iglesia para presentar una serie de temas. Gustavo se llenó de alegría y supo que Dios estaba haciendo todo esto especialmente para él. Finalmente, decidió entregar su vida a Cristo durante el último sábado de las reuniones.

Nos dice el pastor Costa, “La historia de Gustavo es fascinante. Tuve el privilegio de estar presente en su bautismo junto a un grupo de 27 almas que también se entregaron a Dios durante esa campaña. Lo más sorprendente es que su salud fue restaurada y él ahora comparte su testimonio con otras personas.”

Agradecemos a Dios por lo que está haciendo a través del ministerio Escrito Está para alcanzar al mundo hispano con un mensaje del corazón de Dios a nuestro corazón. Tú también puedes ser bendecido a través de este ministerio, visitando el sitio web www.escritoesta.tv

El Evangelio en Ciudad de México

Desde muy temprana edad, Miguel había querido ser abogado. Durante años trabajó y estudió. Su tenacidad valió la pena cuando finalmente consiguió un puesto en la oficina del fiscal general en la Ciudad de México.

Miguel era muy querido y muy respetado en los círculos de liderazgo. Parecía que tenía todo lo que quería. Él tenía un gran respeto por la ley y una creencia profundamente arraigada en la importancia de la justicia en todos sus tratos. Pero algo le preocupaba. Durante mucho tiempo había luchado con la idea de la justicia de Dios. Quería creer en la religión de su juventud, pero como abogado, no podía aceptar lo que él percibía como el duro trato de Dios hacia el pecador culpable. ¿Cómo podrían las leyes del hombre ser más compasivas que las de su Creador?

Un día escuchó que el presentador de un programa de televisión que solía ver estaría teniendo reuniones en un gran hotel en el centro de la ciudad de México.

Se trataba del programa en español del ministerio It Is Written, Escrito Está, y el orador era el pastor Robert Costa. A Miguel siempre le había gustado el programa, y confiaba en el enfoque honesto y directo del pastor Costa respecto de la verdad bíblica, por lo que decidió asistir.

Miguel junto a su esposa.

Noche tras noche, mientras se presentaba cada mensaje, Miguel iba aceptando la verdad de la palabra de Dios. Pero luego se presentó el tema del juicio final, y algo cambió en Miguel. Él dijo:

“Como abogado y no como un estudiante regular de la Biblia, hubo cosas que escuché en diferentes iglesias que se contradecían entre sí y plantearon mis dudas en cuanto a la Biblia y a Dios. Pareciera que Dios no es justo.

El tema que tocó mi corazón como ningún otro fue el de las buenas nuevas del juicio final. Este mensaje era el que más me hacía falta escuchar para poder comprender el verdadero carácter de Dios. Era la pieza del rompecabezas que necesitaba. Ahora veo el evangelio claramente. Veo que Dios es justo, pero también es misericordioso y compasivo.

Finalmente entiendo que la justicia de Dios es una acusación que ha estado pendiente ante el trono de Dios desde el primer reclamo de Lucifer. Es una acusación que Dios ha estado respondiendo desde la caída del hombre. Ahora la cruz tiene un nuevo significado para mí porque es la respuesta más brillante y llena de amor que Dios podría dar.”

Al final de la serie, Miguel, su esposa y su cuñada respondieron al llamado de bautismo y entregaron sus vidas a Dios.

“Tuvimos bautismos todas las noches, y hablé y oré con Miguel en varias ocasiones”, dijo el pastor Costa. “Tuvo una lucha intensa debido a compromisos sociales profundamente arraigados, pero la verdad bíblica triunfó en su corazón. En todo caso, la historia de Miguel reafirma mi convicción de que debemos presentar los mensajes de los tres ángeles con claridad y sin temor. Si no lo hacemos, podemos estar privando a alguien del gozo en Jesús y de la oportunidad de la vida eterna.”

El pastor Robert Costa junto a los hermano en Ciudad de México.

La serie también ayudó a alentar a los líderes y miembros de iglesia local, quienes a menudo luchan en esta ciudad compleja y secular de más de 9 millones de personas.

“Nunca debemos dejarnos intimidar por los números porque no trabajamos solos”, dijo el pastor Costa a los pastores e iglesias. “Dios no nos pide que tengamos éxito. Él solo pide que seamos fieles, y Él se encargará del resto”.

Por favor, mantengan al ministerio Escrito Está en sus oraciones.

 

Chiapas: Servicio en Equipo

En abril de 2016, el Pr. Robert Costa fue invitado a tener una mini semana de cosecha en Motozintla, Chiapas, México. Es una ciudad de 30,000 habitantes, donde un tercio de la población es Adventista del Séptimo Día. Los miembros de las iglesias locales de la zona han tomado con seriedad el consejo del Espíritu de Profecía, y siguiendo el método de Cristo, uno de servicio al prójimo, los resultados han sido asombrosos.

En los meses previos a la visita del Pr. Costa, los miembros de iglesia junto con 400 voluntarios profesionales de diferentes partes de México, se unieron para atender a más de 3,000 personas, proveyendo cuidado visual, dental,
ginecológico y de pediatría. Además se ofrecieron sesiones de consejería y clases de cocina saludable. Otras actividades que se organizaron incluyeron conciertos de música cristiana, la distribución masiva del libro El Camino a Cristo y actos de bondad en favor de la comunidad. Este tipo de eventos se repitió trimestralmente, generando más de 1,000 interesados en estudiar la Biblia. Además se utilizaron los medios de televisión y radio para transmitir los programas de Escrito Está.

La alcaldía de la ciudad estuvo asombrada por la obra en favor de la comunidad y en gratitud se encargaron de proveer el estadio de fútbol, las sillas, la tarima y el equipo audiovisual donde se llevaría a cabo la campaña de evangelismo. Además estuvieron presentes cada noche para escuchar los temas del Pr. Costa.

Otra gran bendición que ocurrió es que el programa fue transmitido en vivo cada noche por el canal local de Motozintla y por cuatro estaciones de radio cuya señal alcanzaba el país vecino de Guatemala.

El Pr. Robert Costa tuvo la oportunidad de visitar a los líderes de la ciudad durante en sus casas y oficinas para agradecerles personalmente y orar por ellos. Estos líderes mostraron gratitud y no faltaron a las reuniones de evangelismo. En la actualidad, dos de ellos han decidido estudiar la Biblia y apoyan futuros eventos de la Iglesia Adventista.

Eventos de evangelismo, donde las personas trabajan en equipo, donde se dedica tiempo y servicio por el bien de los demás, traen consigo fruto. El Señor nos insta a servir a nuestro prójimo. Y cuando ellos ven un acto de bondad y comprenden cuán importantes son para Jesús, están más interesados en conocer al Dios de la Biblia porque lo han visto reflejado en sus seguidores.

¡Que Dios te bendiga!