¿Tradición o la Biblia?

Por Eric Flickinger

Si barres los pies de una mujer soltera, nunca se casará.

Si sientes comezón en las palmas de las manos, vas a recibir dinero muy pronto.

No camines descalzo o te enfermarás.

Las pulseras de azabache pueden protegerte del mal de ojo.

Si un bebé tiene mal de ojo, utiliza un huevo para librarlo de los espíritus malignos.

Soñar con dientes significa que alguien va a morir.

¿Alguno de estos te suena familiar? La mayoría de nosotros suelta una carcajada al escuchar estas supersticiones, pero es muy común encontrar personas que creen en ellas. Aunque muchas de las tradiciones que nuestros antepasados han seguido no llegan a causar un daño grave, es muy problemático cuando éstas contradicen lo que la Biblia enseña, o supuestamente enseña.

Por ejemplo…

¿Cuántos hombres sabios vinieron a visitar a Jesús cuando nació? Quieres decir “tres”, ¿verdad?

¿Qué tipo de fruta comió Eva del árbol en el Jardín del Edén? ¿Fue una manzana? ¿Estás seguro?

Aquí hay otro más. ¿Cómo entraron los animales al arca de Noé? De “dos en dos”, ¿verdad?

¿Qué animal montó María cuando viajó de Nazaret a Belén? Era un burro… ¿verdad?

Si contestaste alguna de las preguntas anteriores con sus respuestas más comunes, entonces contestaste según la tradición, no según lo que enseña la Biblia. La Biblia dice que los sabios trajeron tres regalos, pero nunca dice cuántos sabios eran (Mateo 2:1, 2, 11). La Biblia también dice que Eva comió un “fruto”, pero no menciona cuál (Génesis 3:1-7). En cuanto a Noé y sus mascotas, la Biblia dice que entraron en el arca de dos en dos y en grupos de siete (Génesis 7:1, 2). ¿Y qué animal montó María? La Biblia nunca lo menciona (Lucas 2:1-6).

Si has escuchado estas cosas desde el púlpito de tu iglesia, en una publicación cristiana, o en alguna película, entonces vale la pena preguntarte: ¿Qué otras tradiciones se me han enseñado que no están basadas en la Biblia?

Si las cosas que me han enseñado realmente contradicen lo que se encuentra en la Biblia, ¿entonces qué? La primera pregunta que debemos responder es esta: ¿Podemos confiar realmente en la Biblia?

Considera lo siguiente:

Los 66 libros de la Biblia fueron escritos durante un período de aproximadamente 1.500 años por 40 personas que, en muchos casos, nunca se conocieron (incluidos reyes, pastores, recaudadores de impuestos, pescadores, sacerdotes, un médico y otros). Fue escrita en tres idiomas, en tres continentes. Y aún con esta gran diversidad, la Biblia cubre una multitud de temas y muestra una armonía notable en sus páginas.

La Biblia también contiene cientos de profecías, muchas de las cuales ya se han cumplido. En Daniel 2, se prevé el ascenso y la caída de 14 naciones diferentes y el tiempo nos ha dado suficiente evidencia del cumplimiento de esa profecía. El Antiguo Testamento también contiene más de 100 profecías que describen al Mesías, y el Nuevo Testamento nos muestra el cumplimiento de esas profecías en Jesús. Los arqueólogos continúan haciendo descubrimientos que validan las historias que se encuentran en la Biblia. Y la ciencia está alcanzando lenta pero seguramente lo que la Biblia nos dijo hace mucho tiempo (por ejemplo, que la tierra es redonda – Isaías 40:22; y que el aire tiene peso – Job 28:25).

Jesús tuvo en alta estima a las Sagradas Escrituras que basó toda su vida y ministerio en sus enseñanzas.

Mateo 4 relata cómo Él utilizó la Biblia para defenderse de las asechanzas del enemigo. Tres veces fue tentado y tres veces venció porque enfrentó cada tentación con un “Escrito está…”

Las respuestas de Jesús estaban enraizadas en la Biblia. Fue a la Palabra de Dios porque sabía que los mensajes contenidos en ella no eran simplemente pensamientos del hombre, sino palabras inspiradas por el Espíritu Santo. A lo largo de su ministerio terrenal, Jesús se opuso a los líderes judíos que intentaban imponer a la gente sus tradiciones sin base en las Escrituras. Jesús no iba a dejar que tuvieran éxito.

La Biblia no es un libro obsoleto lleno de información obsoleta. Más bien es, “… viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón” (Hebreos 4:12). Apocalipsis 1:3 dice: “Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca”. Vivimos en tiempos increíbles. Según la profecía bíblica, Jesús regresará pronto a esta tierra y su gran deseo es que estemos listos para ese día. Las tradiciones pueden ser tentadoras e incluso reconfortantes, pero si no están de acuerdo con la Biblia, estaremos en grave peligro si decidimos creer en ellas.

La Dieta Ideal

Por Eric Flickinger

Ceto. Mediterránea. Baja en carbohidratos. Nórdica. Atkins. La lista de las dietas populares parece casi infinita y cada vez aparecen más. Debido a que la tasa mundial de obesidad se triplicó desde 1975 y los costos de atención médica asociados se dispararon, muchas personas están tratando de encontrar un método rápido y fácil para perder sus libras no deseadas. La solución a veces se presenta en una pastilla. A veces viene en una botella. Tal vez en un plan de alimentación, un libro popular, o un DVD de ejercicios. Sin embargo, suele ocurrir con estas dietas, que tan pronto como la persona abandona el plan, vuelve a subir de peso rápidamente. En 2016, el 39% de los adultos en todo el mundo mayores de 18 años tenía sobrepeso y el 13% era obeso. Lamentablemente, estas cifras siguen aumentando.

Muchos supuestos expertos han descubierto cómo “hackear” el cuerpo humano para lograr que se queme esa grasa no deseada, y como resultado, esto se ha convertido en una industria multimillonaria.

Sin embargo, lo que a menudo se pasa por alto es el plan que el fabricante de nuestros cuerpos ha diseñado para su cuidado. Así como el fabricante de un automóvil nuevo coloca un manual del propietario en su guantera, Dios (nuestro Fabricante) nos ha dado un manual del propietario que nos indica cómo cuidar adecuadamente nuestros cuerpos. No en vano, el manual del propietario se llama la Biblia y tiene mucho que decir acerca de cómo podemos cuidar mejor de nuestra salud. Después de todo, nadie sabe mejor cómo cuidar un vehículo que el que lo hizo.

Para empezar, es importante entender que Dios se preocupa mucho por nosotros y por nuestra salud. 3 Juan 1:2 dice: “Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma”. En Juan 10:10, Jesús también nos dice: “Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia”.

Echemos un vistazo a la dieta original que Dios le dio a Adán y Eva en el jardín del Edén, antes de que el pecado entrara en escena. Lo encontramos en Génesis 1:29. Dice: “Y dijo Dios: He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que está sobre toda la tierra, y todo árbol en que hay fruto y que da semilla; os serán para comer”. Luego, en Génesis 3:18, añade: “Y comerás plantas del campo”.

Bajo esta dieta original, los seres humanos vivieron periodos extraordinariamente largos. Por ejemplo, ¡Matusalén vivió 969 años!

Pero después del diluvio en los días de Noé, Dios modificó su plan dietético original para la humanidad. Permitió que los humanos comieran ciertos tipos de carne, que se describen en Génesis 7 como animales limpios. En Deuteronomio 14 y Levítico 11, Dios compartió qué animales eran considerados limpios. De los animales terrestres, son quienes tienen la pezuña hendida y rumian (Deut. 14:6-8). Estos animales incluirían vacas, ciervos, alces, etc. De las criaturas marinas, son los que tienen aletas y escamas (Deut. 14:9,10). Eso incluye a la mayoría de los peces. Y de las aves, Dios los enumera en Levítico 11. Entre las aves limpias se encuentran los pollos, pavos y aves similares. Muchos de los animales que no encajan en estas categorías todavía tienen un propósito (como los carroñeros), pero Dios explicó que no debían ser ingeridos.

Claramente, las pautas de Dios para los alimentos limpios e inmundos no se aplicaban solo a los judíos, porque los judíos ni siquiera existían en la época de Noé. Además, ¿por qué querría Dios que solo los judíos estuvieran sanos y que los demás estuvieran enfermos?

Crédito: Shutterstock

Dios también sabe que el consumo de alcohol es perjudicial para nuestra salud, por lo que nos aconseja evitarlo (Ver. Prov. 20:1; Prov. 23:31-33; Mar. 15:23).

Pero, ¿no fueron eliminadas estas pautas de salud en la Cruz? Esa es una buena pregunta y la respuesta es bastante simple. Pregúntate: ¿Cómo impactó la muerte de Jesús la anatomía de un cerdo? ¿O los efectos del alcohol? ¿O el funcionamiento del sistema digestivo en los seres humanos? La respuesta es: La muerte de Cristo no impactó estas cosas de ninguna manera. Sus pautas de salud son tan relevantes hoy como lo fueron cuando creó a la humanidad por primera vez.

De manera similar, Dios, en su misericordia y amor, nos presenta tres dietas diferentes de las cuales podemos elegir. La dieta ideal es la que Él introdujo en el Edén; una dieta bien planificada, equilibrada, a base de plantas. También está la dieta aceptable; una que incluye animales limpios. Por último, está la dieta inaceptable; una que incluye animales impuros, alcohol y el consumo de otras sustancias dañinas. En última instancia, Dios nos da la libertad de elegir lo que queramos. Eso sí, junto con nuestra elección vendrán los beneficios o las consecuencias que esperamos.

Infidelidad Conyugal

Por Jenny Maita

El amor eterno, la vida en pareja, el vivir juntos hasta que la muerte los separe, se ha convertido en una tarea difícil de cumplir para muchas personas que se deslizan en los caminos de la infidelidad conyugal. Múltiples son las causas que abren las puertas de la infidelidad, pero ninguna de ellas lo justifica. Tarde o temprano lo que parece ser un secreto bien guardado quedará expuesto a la luz y para ese momento el dolor que produzca alcanzará dimensiones que escapan de control.

La infidelidad es la ruptura de una promesa de permanecer confiables el uno al otro en la relación de pareja; es un mal uso de la confianza que el cónyuge ha depositado en su pareja. Esta es una experiencia dolorosa que al romperse no lastima solo a la otra parte sin a todo un sistema familiar y aún social. Las causas que llevan a tomar este camino generalmente se han gestado mucho tiempo antes de que se descubra la traición y tristemente encontramos que no solo es responsable el cónyuge infiel sino la otra parte también.

Lo que intento decir es que la infidelidad conyugal es un asunto de dos personas; es una experiencia en la que la otra parte también tiene participación indirecta para que eso ocurra.

Se habla de una fidelidad positiva que apenas un bajo porcentaje de parejas alcanza a desarrollar, estas son las parejas que han sellado su relación con principios sólidos basados en la Biblia. Estas parejas se ocupan de alimentar constantemente su compromiso: “hasta que la muerte nos separe”. En cambio, hay otro tipo de fidelidad que no es tan espontáneo y natural, sino que le exige trabajo a la razón y si no fuera porque además de la voluntad consciente y la fuerza que ciertos diques sociales protegen la relación también sucumbiría en la infidelidad.

La tendencia actual es rendirle una oculta fidelidad a la infidelidad. Cuando de pasión se trata el corazón supera a la razón y rompe toda buena intención o principio que pueda sostener la relación intacta. La mayoría de los matrimonios, por no decir todos, son vulnerables a la ruptura por infidelidad y viven entre la exclusividad y la variedad de pareja. Este fenómeno a la fecha alcanza cifras alarmantes y no solo del lado masculino sino también del lado femenino. El 60% de los matrimonios vive en infidelidad en cualquiera de sus formas; el 55% señala al varón como infiel mientras que el 45% corresponde con las mujeres.

En todas las culturas la infidelidad está presente de alguna manera; ya no queda sociedad donde el adulterio sea desconocido.

Una sana relación de pareja requiere de inversión permanente. Es posible evitar la infidelidad cuando apenas ésta se anuncia en la mente del victimario, sin embargo, es la parte más difícil de superar ya que supone una decisión. Ante un conflicto de esta naturaleza cualquier decisión implica perder algo; es perder el mundo de emociones nuevas y excitantes que genera el idilio de la infidelidad. Lo difícil es dar el primer paso, todo lo demás ocurre automática y desenfrenadamente.

El amor en la pareja no será eterno si no se le cuida. Requiere de algunas condiciones especiales para que se mantenga vivo, ya que cualquier descuido puede debilitar o aún peor apagar el amor que unió a los cónyuges. Es un hecho innegable que la infidelidad es una de las principales causas de separación y de violencia intrafamiliar; tiene muchas repercusiones negativas que afectan a los miembros de la familia. El juego de la infidelidad es un juego difícil de jugar, las reglas son complejas y nocivas y al terminar el idilio todos quedan despedazados. No hay traición que no duela, no hay infidelidad que no manche la relación. Lo que se pone en riesgo en una situación de infidelidad es la confianza básica, y una vez roto este soporte relacional, no hay pareja que soporte seguir en la relación. Recuperar la confianza en la otra persona será tarea difícil que requerirá tiempo y mediación de terceros.

Una sana relación no se encontrará fuera de lo que ya se tiene. Tome conciencia de los alcances de sus enredos afectivos y sea más sensato. Son solo eso… enredos afectivos y pasionales que tarde o temprano producirán dolor y pesar. Lo peor de todo… quizá sea demasiado tarde cuando se quiera enmendar la situación.

Tómese en cuenta lo siguiente, no sobrevalore el amor como una creencia de que se puede ser feliz fuera de las normas y principios básicos sobre los cuales fue creado el matrimonio. En esta época y en las condiciones que tenemos a nivel social y moral no hay matrimonio perfecto. Una sana relación de pareja es algo que se construye día a día. La tendencia de buscar afuera lo que no se tiene en casa es una falsa creencia que solo marca la disfuncionalidad del cónyuge infiel y contamina a toda la familia.

¿Conectados?

“Temo el tiempo en que la tecnología sobrepase nuestra humanidad, el mundo solo tendrá una generación de idiotas.” – Albert Einstein

¿Te has preguntado cómo está afectando la tecnología a nuestra sociedad hoy en día? ¿Cómo está afectando la vida familiar?

Cada año, millones de personas se unen a las redes sociales para conocer gente nueva, establecer relaciones o mantener contacto con sus seres queridos vía internet. Tenemos acceso a plataformas como Instagram, Facebook, WhatsApp, Twitter y YouTube, entre otras, que se han convertido en una ventana para compartir lo que sucede a nuestro entorno. En muy poco tiempo, los teléfonos móviles y las redes sociales han roto las barreras de nuestra privacidad. Aunque estos avances tecnológicos pueden facilitar nuestra vida, también han abierto la puerta a un mundo completamente nuevo, y a veces peligroso.

El uso de redes sociales ha expuesto a las parejas a nuevas amenazas.

Esta tecnología que tanto amamos se ha convertido en uno de los conflictos principales entre parejas. Una investigación realizada hace algunos años por la revista Cyber Psychology and Behaviour Journal reveló que Facebook puede haber provocado 28 millones de divorcios en el mundo (El País). Lo más probable es que esta cifra sea mayor, ya que el número de usuarios en las redes sociales va en aumento.

Otro estudio reveló que 30% de los usuarios de Facebook han tenido problemas con sus parejas por usar esta aplicación (El País). La falta de contacto directo no permite que obtengamos información importante de nuestros cónyuges. Esto incluye actitudes, gestos, tonos y el contexto de lo que se dice o se escribe, lo que puede dar lugar a malas interpretaciones.

Jim Seibold, PhD, Licenciado en terapia familiar, cuenta que para muchos de sus clientes “las redes sociales se han vuelto bastante intrusivas por dos razones. Primero, les quita el tiempo interactivo juntos. Pasar demasiado tiempo de inactividad revisando las redes sociales limita el tiempo cara a cara. La falta de interacción finalmente conduce a sentimientos de desconexión. En segundo lugar, las parejas se resienten del uso de las redes sociales y, a menudo, sienten que las redes sociales son más importantes para su pareja que ellos. Sienten que sí tienen la opción de pasar tiempo juntos o con su teléfono inteligente, su pareja elegirá el teléfono inteligente”.

Tristemente eso también sucede en nuestra relación con Dios. Aquel que nos creó para ser seres sociables está siendo ignorado. Hemos fracasado en la comunicación con un Dios que siempre está cerca de nosotros esperando que le compartamos lo que pasa en nuestra vida. A Él le interesa todo acerca de nosotros… Es hora de reconectarnos con Él.

La Biblia declara: “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” (Mateo 6:33).

“Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces” (Jeremías 33:3).

Aprovecha las primeras horas de cada día para formar la conexión más importante con Dios y tu familia. Las redes sociales siempre pueden esperar.

Trabajos Citados:
“Estudios revelan que Facebook ha provocado 28 Millones de Divorcios.” Elpais.com.co, 31 Mar. 2013, www.elpais.com.co/mundo/estudios-revelan-que-facebook-ha-provocado-28-millones-de-divorcios.html.

Page, Danielle. “5 Ways Marriage Is Harder in 2017 (and What You Can Do About It).” NBCNews.com, NBCUniversal News Group, 6 June 2017, www.nbcnews.com/better/relationships/5-ways-marriage-harder-2017-n768876.

Un Futuro con Esperanza – Canadá

Este año, el ministerio Escrito Está patrocinará seis campañas de evangelismo en diferentes partes de Canadá. A continuación la información de los oradores:

25 Años de Historia

 

Escrito Está, el programa de televisión en español del ministerio It Is Written, comenzó el 4 de abril de 1994, con el pastor Milton Peverini como director/orador. La primera filmación se realizó en los estudios televisivos localizados en Thousand Oaks, California, y lo que siguió fueron años de producción y expansión para el ministerio. Los programas se lanzaron a canales y sistemas de cable en todo el país.

El pastor Milton Peverini fue el primer orador del ministerio Escrito Está.

Chile fue el primer país latinoamericano en promover los programas fuera de los Estados Unidos en 1996 con un lanzamiento a nivel nacional. La respuesta fue fenomenal con más de 11,000 solicitudes de lecciones bíblicas y 1.245 personas fueron bautizadas el primer año. Argentina siguió en 1998 transmitiendo Escrito Está en 430 estaciones y cubriendo la mayor parte de Sudamérica. El salto gigante en la cobertura de Escrito Está llegó a fines de 1998 cuando TBN ENLACE comenzó a lanzar los programas desde su grandiosa estación satelital en Costa Rica.

En 2002, el pastor Robert Costa fue invitado a formar parte del ministerio para coordinar las actividades evangelísticas generadas por los programas de televisión. Después de la jubilación del pastor Peverini, el pastor Costa se convirtió en el nuevo director/orador de Escrito Está.

El pastor Robert Costa junto a su equipo de producción.

Por la gracia de Dios y gracias a las oraciones, el trabajo arduo y el apoyo financiero de It Is Written, Escrito Está se ha convertido en uno de los ministerios de televisión hispanos más grandes del mundo adventista. Escrito Está es transmitido en 11.000 canales de televisión en 138 países y en cientos de estaciones de radio, además del internet.

Como resultado de la abrumadora respuesta de corazones conmovidos por el programa de televisión, el ministerio Escrito Está ha continuado su expansión en los últimos 25 años. Además de su programa semanal y devocionales diarios, realizamos eventos de evangelismo público cada año en diferentes partes del mundo, organizamos escuelas de evangelismo, realizamos estudios bíblicos y creamos recursos en español para compartir y aprender sobre el amor de Jesús.

Proclamando el evangelio a todo el mundo.

Escrito Está se ha comprometido totalmente con Dios en presentar todo el mensaje bíblico para nuestro tiempo. Estamos enfocados en el evangelio eterno como lo proclaman los tres ángeles en Apocalipsis 14. Queremos ser la extensión de las manos, los pies, los ojos, los oídos, la voz y el corazón de Jesús para aliviar las necesidades de los demás.

Este año, mientras celebramos nuestro 25 aniversario, el enfoque de las celebraciones será en evangelismo y proyectos comunitarios en las tres Américas y Europa occidental. Al mirar el pasado y proyectarnos hacia el futuro, ciertamente podemos exclamar: “¡Gloria a Dios por lo que ha hecho, lo que está haciendo y lo que hará, para que, a través de Escrito Está y otros medios de comunicación, millones de personas sean expuestos a las buenas nuevas de salvación en Jesucristo hasta que la tierra sea iluminada por la gloria de Dios!”

 

Un Futuro con Esperanza – Guatemala

Del 9 al 16 de marzo 2019, la Ciudad de Guatemala se convirtió en la sede principal de la campaña de evangelismo titulada “Un Futuro con Esperanza.” La misma fue dirigida por el pastor Richard Piñero y el pastor Robert Costa. Cada noche se presentaron temas Cristo-céntricos que ayudaron a los asistentes a comprender el gran conflicto que existe entre el bien y el mal y lo que Dios quiere hacer hoy en nuestras vidas para que vivamos con esperanza mientras aguardamos el maravilloso futuro que Él nos ha prometido.

El pastor Richard Piñero dirigiendo la primera parte de la campaña.

Uno de los milagros que podemos resaltar durante esta semana fue lo sucedido en las vidas de Estela y Michael. Estela trabaja para Patricia en una tienda de recuerdos autóctonos de Guatemala. Patricia ha sido miembro de la Iglesia Adventista por un buen tiempo y a través de su negocio, ha hecho lo posible por compartir el amor de Jesús con sus empleadas. Comienza su labor cada mañana con un pequeño culto donde les lee un pasaje de la Biblia y una breve reflexión. Esto ha permitido que entre las compañeras haya confianza y la libertad de compartir sus inquietudes sobre la fe y la Biblia.

Durante la semana de evangelismo, el pastor Richard Piñero decidió visitar la tienda de Patricia para buscar recuerdos para sus familiares y amigos. Al momento que llegó al negocio de Patricia, la encontró conversando con Estela acerca de la Biblia. Entonces ella le dijo a Estela, “Aquí llegó el pastor. Él te puede explicar mejor lo que me estás preguntando.”

Estela había comenzado a asistir a una iglesia dominical junto a su novio, Michael, ocho meses antes. Estaban a punto de bautizarse pero tenían muchas inquietudes en cuanto a las enseñanzas de su pastor. “Mi pastor me dijo que el día de mi bautismo no me puedo meter en el agua por 24 horas y que debo estar en ayuno todo el día. ¿En qué parte de la Biblia encuentro esto? Yo quiero que Dios me lo explique claramente. Yo creo en Él.” Lo que comenzó con una sencilla pregunta terminó en un estudio bíblico de casi dos horas, donde el pastor Piñero le pudo explicar a Estela el propósito del bautismo y lo que significa. Estela se mantuvo muy atenta y tomó nota de cada cita bíblica que le fue mencionada. Al finalizar la conversación, el pastor Piñero la invitó a ella y a su novio al programa de esa noche donde el pastor Robert Costa estaría haciendo su presentación.

Estela y Michael escuchando atentamente el tema presentado por el Pr. Robert Costa.

Esa noche, el tema que trató el pastor Robert Costa se tituló “Esperanza para un nuevo comienzo” y hablaba específicamente sobre el bautismo. Estela y Michael escucharon atentamente y con mucho entusiasmo recibieron el mensaje en sus corazones. Decidieron continuar asistiendo a las demás reuniones y el sábado por la tarde tomaron la decisión de entregar sus vidas a Cristo a través del bautismo.

El evento culminó con una celebración especial por el 25to aniversario del ministerio Escrito Está. Para la gloria de Dios, 73 personas entregaron sus vidas a Dios por medio del bautismo. Se espera que en los siguientes días se bauticen 137 personas más. Cada una de ellas comenzará una historia nueva con Cristo en su búsqueda de “Un Futuro Con Esperanza.”

Estela y Michael segundos después de su bautismo.

25 Aniversario de Escrito Está en Guatemala

Si vives en Ciudad de Guatemala, estás cordialmente invitado a los siguientes eventos:

Seguido por:

El último sábado tendremos una celebración especial por el 25 aniversario de Escrito Está. Nos gustaría conocerte. Si no puedes asistir, este evento será transmitido en vivo a través de nuestra página de Facebook.

 

Semana de la Esperanza – Argentina

Del 28 de noviembre al 1 de diciembre se desarrolló un ciclo de conferencias con el Pr. Robert Costa en la zona norte de Buenos Aires, Argentina. Cada noche, 700 personas participaron de la reunión, que también fue transmitida en vivo por Youtube. Entre los momentos más significativos estuvo el bautismo de Patricia, una dama que creció en un hogar cristiano, pero que se alejó de Dios por muchos años participando incluso en el mundo del ocultismo. Finalmente tomó la decisión de volver a Cristo y comenzar una vida nueva.

Otra historia con un final feliz es la de Orlando, quien se levantaba cada sábado por la mañana para sintonizar el programa cristiano “Una Luz en el Camino” transmitido en un canal local. Le llamó la atención un libro que se ofrecía gratis. Un día mientras caminaba por la plaza encontró a un grupo de hermanos adventistas que regalaban el mismo libro. Se acercó a solicitarlo y también aceptó estudiar la Biblia con ellos. Así comenzó a experimentar los planes que Dios tenía para su vida. Luego de completar la serie de lecciones e integrarse a la Iglesia se bautizó. Luego compartió su experiencia con su hijo, su sobrina y el esposo de ella que también se unirán próximamente al Pueblo de Dios.

Este magno evento concluyó con el bautismo de 27 personas. Parte de estos resultados es gracias a la labor realizada por un grupo de jóvenes que hicieron una pausa en sus profesiones por un año para servir como voluntarios dando clases de idiomas, nutrición, computación, arte, mecánica, y mucho más, para predicar el evangelio en esta comunidad. También por un club de motociclistas que llevaron a 11 personas al bautismo.

Damos la honra y la gloria a Dios por la labor realizada a través de personas comprometidas a compartir con otros el amor de Cristo. Nosotros solo necesitamos comprometernos a testificar y Dios es quien se encargará de los resultados.

Si te gustaría ver las transmisiones de este evento, haz clic aquí.

Un corazón agradecido en medio del dolor

Cada año en el mes de noviembre se celebra en Estados Unidos el Día de Acción de Gracias. Miles de personas aprovechan este día festivo para reunirse con sus seres amados y compartir una cena familiar. El propósito original de esta reunión es para que cada persona pueda dar gracias a Dios por las bendiciones que Él les ha otorgado a lo largo del año. ¿No te parece que una reunión familiar de este tipo sería maravillosa en todo el mundo? Reunirse como familia es lindo, pero mucho más lindo es que cada persona tenga la oportunidad de testificar ante sus seres amados como Dios ha obrado en su vida. ¡Nos sorprendería!

El mundo actual está envuelto en un caos. Guerras por un lado, hambre y violencia por el otro. Personas saliendo de sus países en búsqueda de un futuro mejor para sus hijos. Desastres naturales. Incertidumbre por lo que vendrá. Parece que no hay suficientes razones para agradecer. Es más, el otro día me encontraba en una sala de espera. Una señora se acercó y me preguntó por qué yo sonreía. Le dije que simplemente estaba feliz. La señora claramente se molestó con mi respuesta y respondió, “Odio esa palabra. La felicidad me suena a un cuento de hadas… pero te envidio por ser feliz.” Mi corazón se llenó de tristeza al comprender que hay muchas personas que no tienen motivos para sonreír y menos para sentirse agradecidos.

Es verdad, para millones de personas el simple hecho de despertar cada mañana es una lucha existencial. La ansiedad y la depresión han tomado el control de sus vidas y se cuestionan si Dios verdaderamente los ama y si se interesa por sus problemas. Si estás leyendo esto y te identificas con lo que estoy escribiendo, es muy posible que tengas muy pocos deseos de dar gracias a Dios por un día más de vida, y te comprendo. No es mi intención discutir contigo o decirte que dejes de sentir lo que estás sintiendo. Estás en tu derecho. Lo que si te quiero decir es que tienes dos alternativas. Puedes tomar una actitud de resentimiento con la vida por todas las cosas malas que te han sucedido o puedes confiar en que Dios puede convertir cada maldición de tu vida en una bendición.

Al aceptar a Cristo en nuestras vidas no nos estamos vacunando en contra de la maldad o del pecado. Mientras estemos en este mundo seremos vulnerables a todo lo que nos rodea. Lo que sí estamos haciendo es decidir confiar en Dios aun cuando nuestras circunstancias no estén a nuestro favor. Jesús nos prometió que estaría con nosotros todos los días hasta el fin del mundo y que nos daría poder para resistir los ataques del enemigo.

Sin importar cuán difíciles puedan ser los problemas que estemos atravesando, podemos tener la certeza de que Dios está a nuestro lado obrando en nuestro favor. Nuestros sentimientos de derrota y desánimo no cambian el amor y la preocupación que Dios tiene por nosotros. Y aquí viene lo más importante. Nuestra mayor esperanza no está fundada en que nuestros problemas se resuelvan aquí y ahora o en que Dios conteste nuestras oraciones de la manera exacta en que le hayamos pedido. Nuestra mayor esperanza se cumplirá cuando Jesús regrese por segunda vez a ponerle fin a la maldad y al dolor de una vez por todas y a restaurar por completo todo lo que hoy vemos destruido.

Confiar en que así será es suficiente razón para tener esperanza y sentirnos agradecidos aun cuando todo lo que hoy nos rodea se haya caído. Permite que las promesas que se encuentran en la Biblia sean parte de tu diario vivir. Léelas, repítelas y confía en el Dios de tu salvación.

“Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la bondad de Jehová en la tierra de los vivientes. Aguarda a Jehová; esfuérzate, y aliéntese tu corazón; sí, espera a Jehová” (Salmos 27:13, 14).

 

*Si sufres de depresión y sientes que tu vida está en peligro, no dudes en buscar ayuda. Siempre hay esperanza.